lunes, 21 de junio de 2010

ANESTESIA DE HUMOR PARA EL AGUANTE

El humor popular argentino cordobés es esencialmente surrealista y nace, no tanto de la contradicción de una sociedad «monacal y moralista» y otra «liberal y disoluta», como de las  percepciones que, bajo el influjo de la comunidad universitaria y docta, tiene el pueblo llano de la realidad  («Hola negro, ¿qui andai haciendo?, saluda uno y el otro responde «Nada culiao, tergiversando la vida»). La nueva revista «Anestesia» sale ahora con el ánimo de aguantar lo que sea sin dolor.

Hasta principio de los años setenta, lo que se conocía como humor argentino era esencialmente el humor que difundían los programas de radio y televisión y las revistas de Buenos Aires. Sin embargo, a partir de 1971 todo cambió cuando Alberto Cognini y Crist fundaron la revista «Hortensia» y rompieron la hegemonía porteña con  la colaboración de grandes dibujantes y humoristas de casi todo el país,  entre los cuales cabe mencionar Juan Parrotti, Benceno, el Pelao Alonso, Roberto Fontanarrosa, Ortiz, Hermenegildo Sabat, Sapo Cativa, etc., 
Desde entonces esta revista, que popularizó los personajes de Negrazón y Chaveta, sintetizó a través del humor una forma de ver el mundo y vivir la realidad cotidiana desde una marginación social y cultural que recurre al absurdo como sustento de la misma. («¿Qué te pasa negro?, le pregunta uno a otro que está tirado en la vía del tren y éste le dice «¡Me ha dejao la novia!» «¡Qué guacha, te podría haber tirao en otra parte!»). Este tipo de humor refleja un modo de ser y aflora a cada instante en otros humoristas, como la genial Doña Jovita, con su célebre medio pollo, al que la dueña curó y salvó la vida y de mayor se hizo mediocampista y que trasciende a otras expresiones, como el popular «cuartetazo» en la música, que tiene en la Mona Giménez a uno de sus representantes más emblemáticos.
Tras «Hortensia», que desapareció en 1983, poco después de la muerte de Cognini, surgieron varios proyectos de este humor «costumbrista», al decir de Anabela Flores, profesora del GIH (Grupo de Investigadores del Humor) de la Universidad de Córdoba, como «Peinate que viene gente», «Los hijos de la pavota», «La orden del Bufón» y, entre otras, la reciente «Anestesia», que aspira a llenar el vacío dejado por la célebre «Hortensia». 




Dibujo: Jericles en «Anestesia» - Vídeo: «El burro de Shrek es cordobés».

lunes, 14 de junio de 2010

EL AMOR ES UNA ESPECIE ÚNICA

La definición del amor tiene muchas variantes porque con frecuencia el sentimiento amoroso es confundido con muchas de las tensiones que provoca y constreñido casi exclusivamente a la condición humana. 
Los factores de confusión más habituales son los de orden sexual o de poder y propiedad. Sin embargo, eso que llamamos amor es un sentimiento que compromete e identifica en la unidad a todo ser viviente con otro desde la inteligencia. Acaso desde la conciencia del propio existir. 

La ausencia del amor entendido de este modo origina la disgregación, la violencia, la repugnancia del otro, como la pérdida del objeto del amor, conduce a la parte sobreviviente a la muerte, porque dicha pérdida ha roto la unidad en la que ambas partes, independientemente de la especie a la que pertenezcan, han sentido al unísono las vibraciones de la vida. 
Platón en El banquete pone en boca de Aristófanes que en sus orígenes el ser humano fue una unidad esférica, cuya fuerza e insolencia con los dioses obligaron a éstos a dividirlo en dos. «Una vez que separada la naturaleza humana en dos, añorando cada parte a su propia mitad, se reunía con ella. Se rodeaban con sus brazos, se enlazaban entre sí, deseosas de unirse en una sola naturaleza y morían de hambre y de inanición general, por no querer hacer nada los unos separados de los otros. [...] Desde tan remota época [el amor] trata de hacer un solo ser de los dos...».
Cada día tenemos constancia de la existencia de este sentimiento hasta cuando el perro o el gato, incluso entre ellos, o cualquier otro animal nos da muestras de un afecto que no necesariamente surge de una necesidad sino de una correspondencia o de la simple compañía que nos llena. 
En los primeros meses de 2009, murió en el zoo de Barcelona la elefanta Alice dejando en el desamparo a su amiga Susy. Es tal el sufrimiento de este animal, que nada le consuela y sus días transcurren en un agónico irse, balancéandose y comiendo sus propios excrementos. Ni siquiera otra compañera le ha devuelto el deseo de vivir. Sola, desterrada de sus inacabables sabanas donde pastaba con los suyos, muerta su otra mitad, Susy se muere de amor.

miércoles, 2 de junio de 2010

LA CONJURA DE LOS NECIOS III

Parece que todos saben que la crisis económico financiera es mundial y también todos parecen saber quienes son sus verdaderos responsables y los necios útiles encargados de agravarla, como lo manifiesta en un discurso demoledor, en el Parlamento Europeo, Daniel Cohn Bendit, aquel estudiante que se hizo famoso en mayo del 68 con el apelativo de Dany el Rojo. Es cierto que la figura de este diputado de Los Verdes es controvertida, pero vale la pena escuchar sus palabras y ver las caras de los diputados y del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso mientras las pronuncia.

En relación a lo que en este foro se discutía convendría girar la vista hacia la realidad económica española y el comportamiento mezquino de una oposición deshonesta no sólo por la gravedad de la corrupción de muchos de sus dirigentes, sino también por la irresponsabilidad manifiesta sobre los asuntos del Estado y su descreimiento de las instituciones, que Cohn Bendit señala como uno de los males de la sociedad griega. 
El discurso hueco, bronco y mentiroso del principal partido de la oposición («He dicho barbaridades», reconoce Esperanza Aguirre a Mariano Rajoy creyendo que nadie más la escucha), centrado en el descrédito del presidente Rodríguez Zapatero que alcanza su cénit en la vulgarización inicialada de su apellido para hacer juegos de palabras de  mal gusto, revela una total falta de responsabilidad política y de conciencia de Estado. Falta que se hace más patética en momentos difíciles para el Reino, cuando debería imponerse la solidaridad de todos los ciudadanos ejemplificada a través del comportamiento ético de sus representantes políticos, sindicales y empresariales, y, obviamente, de los medios de comunicación, más allá de sus diferencias ideológicas y sus intereses particulares.
Esto no significa pasar por alto los errores del Gobierno, para el cual las drásticas medidas que ha tomado y debe tomar resultan especialmente dolorosas, ya que ningún ciudadano español, ni siquiera el pensionista o el parado, debería dudar de su sensibilidad social. Se trata de que más allá de la bronca de los necios, no se pierda de vista quiénes y porqué son los verdaderos responsables de esta situación y que estamos en tiempos en que la colaboración y el respeto son imprescindibles para superar las altas dificultades por la que pasan millones de personas en todo el mundo. 

LA [MALA] LENGUA COMO SIGNO [EQUÍVOCO] DE EQUIDAD

La lengua es un soberbio y sólido sistema de comunicación humana, que va absorbiendo progresivamente los cambios que impone la evolución so...