jueves, 23 de diciembre de 2010

CADENA PERPETUA PARA LOS GENOCIDAS ARGENTINOS

Videla, Menéndez y otros jerarcas del genocidio argentino

En una histórica sentencia, el Tribunal Oral Federal 1 de Córdoba, ha condenado a Jorge Rafael Videla, presidente de la dictadura, Luciano Benjamín Menéndez, ex comandante del III Cuerpo de Ejército y a catorce ex militares, policías y penitenciarios, a cadena perpetua por los crímenes cometidos contra presos políticos en Córdoba.

La sentencia, cuyo valor histórico trasciende las pronunciadas por el Tribunal de Nüremberg contra los jerarcas nazis, al ser la primera vez que un tribunal civil de un país juzga y condena a militares, policías y carceleros con jueces y leyes propias a criminales de lesa humanidad. Los condenados, que deberán ingresar en una cárcel común, lejos de reconocer su culpabilidad, aprovecharon su turno para reivindicar sus acciones delictivas en cumplimiento de la «misión encomendada por la Nación» y «ahorrar sufrimientos a la patria».
Como se recordará, la acción represiva de los militares argentinos, que comenzó durante los gobiernos peronistas presididos por el general Perón y María Estela Martínez, Isabelita, se recrudeció a partir del golpe militar del 24 de marzo de 1976 y se mantuvo hasta la restauración democrática, en 1983. Durante este período miles de personas fueron torturadas y asesinadas, cerca de treinta mil de las cuales fueron hechas desaparecer en fosas comunes o arrojadas al Río de la Plata o al océano, en los llamados «vuelos de la muerte», y más de medio millón de perseguidos debieron exiliarse para salvar sus vidas. Asimismo,  durante el llamado «Proceso de Reorganización Nacional» los militares emprendieron el desmantelamiento de las infraestructuras productivas y el saqueo sistemático de los bienes de miles de opositores, con graves consecuencias económicas y morales que aún siguen afectando a la salud social del país.
La histórica sentencia es un paso importante para la consolidación democrática de Argentina, pero aún quedan por investigar y procesar a la cúpula de la Iglesia católica argentina, a la dirigencia sindical comprometida con la dictadura y a varias empresas multinacionales, que se valieron de la represión militar para aniquilar a dirigentes obreros, especialmente a los más combativos que actuaban al margen de la CGT en las áreas industriales de Rosario, Córdoba y Tucumán.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

PATENTE DE CORSO PARA LOS PIRATAS

El rechazo parlamentario de la llamada Ley Sinde, que incluye una normativa contra las descargas piratas en la red, constituye un grave retroceso en la lucha contra la piratería. La actitud mezquina de la oposición ha dado lugar a uno de los episodios más irresponsables de la vida democrática española.

La industria cultural constituye uno de los pilares básicos de la economía. La producción musical, cinematográfica y literaria representa un alto porcentaje del PIB y la piratería a escala mundial pone en peligro su existencia y, consecuentemente, el medio de vida de los creadores y artistas. 
En nombre de una supuesta libertad de acceso a los contenidos, se ha extendido la creencia entre los internautas  de que el producto cultural ha de ser gratuito, porque tienen derecho a la cultura, al conocimiento, etc. Sin embargo, este colectivo virtual no reclama la gratuidad a los otros agentes del acceso y pagan sin rechistar  abusivos peajes a quienes controlan las autopistas de la información.
En esa actitud equivocada olvidan que los creadores de contenidos están amparados por la ley de propiedad intelectual que regula los derechos morales y patrimoniales del autor sobre su creación. Esto significa que los creadores, en tanto propietarios de un bien, si no ceden expresamente sus derechos nadie puede arrebatárselos en nombre de ninguna clase de libertad ni derecho.
A nadie se le ocurre abogar por el trabajo gratuito en oficinas, fábricas, hospitales o tiendas aduciendo el bien común y menos la gratuidad de la vivienda o los servicios de transporte, de agua potable, etc. Y no se le ocurre nada de esto porque vivimos en una sociedad liberal que ha adoptado el capitalismo como sistema económico y la democracia parlamentaria como sistema democrático. 
Este sencillo razonamiento sin embargo escapa precisamente a quienes deberían tenerlo siempre presente, como son los representantes políticos encargados de legislar con ecuanimidad. El rechazo de la ley de Economía sostenible, llamada Ley Sinde, ha sido un ejemplo de cobardía y mezquindad de la oposición política española. Cobardía porque ha cedido al chantaje de «los internautas» -¿quiénes son? ¿donde están? ¿quiénes los mueven?-, y mezquindad porque piensa en los votos que puede ganar votando a favor de una ley supuestamente impopular, antes que en defender los legítimos derechos de un colectivo que, independientemente de ser el sostén primero y principal de la industria cultural, contribuye al crecimiento espiritual y la felicidad de la sociedad. Lo que ha hecho la oposición, encabezada por PP, es darle patente de corso a los piratas.

lunes, 20 de diciembre de 2010

EL VUELO PERDIDO DE LEONARDO DA VINCI

Manuscrito de Leonardo hallado en Nantes
El hallazgo de un manuscrito desconocido de Leonardo da Vinci en una biblioteca francesa contribuye a mantener el poderoso influjo de la figura del artista lombardo y a mantener siempre vivo el hálito de leyenda que la rodea.

Leonardo da Vinci encarna como ningún otro ser humano en la historia el paradigma del genio. Figura central del Renacimiento, entre la Florencia y el Milán gobernados por los Médicis y los Sforza, Leonardo proyecta su excepcional personalidad sobre todos los campos del saber y del arte en un período en el que se verifican profundas transformaciones que encaminan el mundo hacia la modernidad. Sus huellas siempre despiertan curiosidad y, a veces, exacerban la imaginación. No en vano el espacio, la naturaleza, la perspectiva, el análisis sistemático, la nítida objetividad, el valor de la experiencia, la mirada «científica» y la latencia de lo secreto y primordial de las cosas alientan su arte de «totalidades herméticas», por decirlo con palabras del profesor Ruiz-Domènec.
Latente aún en el imaginario popular el peregrino código fraguado por el novelista Dan Brown a partir de una febril interpretación del cuadro La última cena, un periodista del diario Presse Océan, de Nantes da cuenta del hallazgo de un fragmento de manuscrito de Leonardo. El profesor Carlo Pedretti, ha dado validez al trozo de tela en el que aparecen unas notas fragmentarias, escritas con la técnica del espejo habitual en Leonardo, «sobre el aire y el viento, en relación con un estudio sobre el vuelo de los pájaros».
Pero hay algo más, este pedazo de tela de algodón de 10x20 cm, permaneció perdido durante más de un siglo entre miles de documentos que en 1872 donó a la ciudad de Nantes el acaudalado Pierre-Antoine Labourchere. Durante más de cien años, tal tesoro documental apenas si había sido investigado, pero de él salió también en 2008, una partitura desconocida de Wolfgang Amadeus Mozart.
Estos hallazgos, que no parecen tener más valor que el de contribuir a la mitificación de los genios del pasado, son botellas con mensajes arrojadas al mar. Creaciones, acaso desechadas por sus autores, que nos llegan y nos iluminan sobre ese instante en que algo mayor se fraguaba en el alma de los artistas. Ahora, que todo se escribe y se borra sobre una pantalla no quedan huellas de esas intuiciones maravillosas. Cabe pensar que muchos de esos momentos se perderán para siempre, lo que nos lleva a darnos cuenta, como sugiere Stanislaw Lem en Memorias encontradas en una bañera, hasta qué punto nuestra civilización se asienta en algo tan frágil como el papel.
Partitura de Mozart hallada en Nantes en 2008

lunes, 13 de diciembre de 2010

LA «VENDETTA» DE WIKILEAKS

Máscara de «vendetta» utilizada por los hackers pro WikiLeaks

WikiLeaks (WL), organización mediática fundada en 2006, tiene como principal objetivo recibir y difundir informes y documentos de gobiernos, empresas, bancos y organizaciones religiosas, cuyas actividades y conductas contrarios a la ética afectan a la vida de millones de ciudadanos en el mundo. Julian Assange, su editor y una de sus cabezas visibles, ha sido detenido como parte de una feroz persecución iniciada contra WL por el gobierno de los EE.UU.

En julio de 2007, la actividad de WL tuvo especial repercusión cuando dio a conocer el asesinato de periodistas en Bagdad y más tarde otras acciones deplorables de las tropas estadounidenses en Irak y Afganistán. Nada de esto pareció afectar, sin embargo, al gobierno estadounidense ni tampoco a los gobiernos occidentales hasta que comenzaron las filtraciones sobre los comportamientos individuales en el marco de la actividad diplomática. Objetivamente, nada de estas revelaciones pone en «peligro la seguridad nacional» de ningún gobierno. Su valor, no obstante, reside en que pone al alcance del público los entresijos, las mezquindades, la hipocresía, la estupidez  y hasta la falta de inteligencia de no pocos funcionarios y gobernantes de países poderosos, cuyas decisiones orientan la deriva política, religiosa y económica global. Casi todo lo filtrado hasta ahora es mero chisme que excita al gran público tanto como los cada vez más mórbidos programas televisivos de la llamada «prensa rosa».
La razón de la virulenta persecución por parte de EE.UU. de WL y su editor, el australiano Julian Assange, encarcelado bajo la sospechosa acusación de abusos sexuales, es que ha puesto en ridículo los mecanismos de la seguridad de la mayor potencia del mundo y por el deseo de abortar la posibilidad de que un grupo independiente llegue a conocer y, sobre todo, difundir otros secretos que ahora parecen pender sobre sus cabezas como la espada de Damocles. Pero la desmedida reacción pone de manifiesto de un modo claro lo que los chismes de WL simplemente insinúan y cuya consecuencia, además de atentar gravemente contra la libertad de expresión, lleva al gran público la convicción de que las cosas no funcionan en el mundo -hambre, violencia, terrorismo- a raíz de la torpeza y los pocos escrúpulos de muchos gobernantes, empresarios, banqueros, pontífices, ayatoláes, que, teóricamente, deberían actuar inspirados por sólidos principios éticos. Nada que ya no se sepa, pero la mujer del Cesar no sólo ha de ser casta, sino también parecerlo, y WikiLeaks la ha sorprendido en la intimidad.

lunes, 6 de diciembre de 2010

CONTROLADORES Y ESPACIO DEMOCRÁTICO

Foto del blog APCAE 

La huelga salvaje protagonizada por los controladores aéreos españoles y que paralizó durante más de dos días el espacio aéreo del país ha significado un golpe brutal del sindicalismo amarillo no sólo contra la economía del país y los derechos civiles, sino también contra el espacio democrático al obligar al Gobierno a apelar al estado de alarma.

Los controladores -también los pilotos- forman parte de un colectivo que, al pertenecer a un sector estratégico de la actividad y seguridad de un país -«pieza esencial del ajedrez que se juega en el transporte aéreo», dice la APCAE, Asociación Profesional de Controladores Aéreos de España-, tienen una alta exigencia de responsabilidad profesional y personal. Tal exigencia es razonable que sea debidamente atendida mediante remuneración y horarios justos y formación adecuada. 
Nadie sensato puede obviar esto del mismo modo que nadie sensato puede obviar que el trabajo de los controladores -y de los pilotos- pertenece al ámbito de los servicios públicos y que, en este sentido, el legítimo derecho a sus reclamaciones y reivindicaciones de grupo no deben trascender los límites establecidos por el Estatuto de los Trabajadores y los también legítimos derechos de los demás ciudadanos. 
Es decir, que el colectivo de los controladores no debería de olvidar que la alta responsabilidad de su trabajo no lo exime del cumplimiento de la ley y que las huelgas salvajes solapadas bajo el burdo pretexto de la baja médica por estrés es una vía errónea para reivindicaciones cuya legitimidad económica o ética no han sido debidamente fundamentadas, más allá de una dudosa "situación de estrés" colectiva, y sobre las que planea la percepción de insolidaridad social a causa del paro y la crisis económica mundial.
La USCA (Unión Sindical de Controladores Aéreos) ha desarrollado una estrategia de lucha altamente peligrosa para defender lo que muchos ciudadanos perciben como «privilegios», saltándose las normas que  el estado de derecho confiere a los trabajadores. Y no sólo eso. En su autismo social no exento de amarillismo y prepotencia de clase ha querido «echar un pulso» al Gobierno, cuando en realidad lo estaba echando al Estado de derecho. Esta acción a todas luces irresponsable de los dirigentes de la USCA y cuyos móviles políticos o partidistas no están nada claros, ha supuesto una agresión al espacio democrático que ha obligado al Gobierno a tomar una medida tan grave como es la de decretar el «estado de alarma» y militarizar el sector para garantizar el cumplimiento de un servicio público, que sienta un precedente verdaderamente peligroso para la democracia española. 
Tras lo sucedido entre los días 3 y 5 de diciembre, no sólo cabe al Gobierno tomar las medidas necesarias para garantizar el estricto cumplimiento de un servicio público estratégico para la seguridad, la economía y la salud social, sino también una profunda reflexión de la clase política y de los controladores. A la primera, sobre el sentido del Estado y a los segundos sobre la naturaleza de su profesión como sobre su responsabilidad ante la sociedad. Ni la oposición mezquina, como la del partido derechista, ni el sindicalismo amarillo, como el de la USCA, no pueden seguir volando en el espacio democrático español.

lunes, 29 de noviembre de 2010

ENTRE LOBOS

El niño Manuel Camacho en Entrelobos
Entrelobos (España, 2010), de Gerardo Olivares es una película que contradice el mito del lobo como encarnación de la crueldad  al tiempo que pone su mirada en algunos hombres marcados por un sistema social vacío de humanidad.

Olivares, con sencillez narrativa y una fotografía de gran calidez cromática, sintetiza en dos horas de película la vida de un niño que durante doce años sobrevivió integrado a una manada de lobos. La historia real es la de Marcos Rodríguez Pantoja, quien, cuando tenía unos nueve años fue vendido por su padre a un cabrero de Sierra Morena, que muere al poco tiempo. Ese niño, magníficamente interpretado por Manuel Camacho, aprende que para sobrevivir en un medio hostil es más importante la solidaridad que la violencia. Su complicidad natural con otros animales y de modo particular con la manada de lobos hacen de él un ser inteligente que sigue los ritmos de la naturaleza sin perder su condición humana. Esta conducta hace resaltar más aún la brutalidad y la carencia de sentimientos de sus congéneres, desde su padre hasta el señorito del cortijo o el vengativo perseguidor de un bandolero. Es aquí donde cobra visos de certeza la célebre expresión de Plauto que luego hizo suya Hobbes sobre que el hombre es un lobo para el hombre. Pero por suerte para la civilización, también hay hombres como el mismo Marcos o el cabrero que interpreta Sancho Gracia, que rescatan al género humano de su propia crueldad. 
Entrelobos es un canto a la naturaleza que, con la ternura del protagonista y la poesía de las imágenes, nos recuerda a los humanos la necesidad de recuperar el equilibrio perdido. La necesidad de que el hombre aprenda que de la justicia y de la solidaridad de sus actos dependen la vida y la integridad de la manada.



miércoles, 24 de noviembre de 2010

TANGO [¿RARO?] EN BUENOS AIRES

Entre el 22 y el 28 de noviembre se celebra en Buenos Aires el IV Festival Internacional de Tango Queer, al que acude Berlín, como ciudad invitada de honor. El propósito de este encuentro, al que se calcula que asistirá alrededor de un millón de personas, es «construir una comunidad tanguera más abierta» y romper con «la relación de dominación» masculina.



El tango, Patrimonio Cultural de la Humanidad, es una música y una danza suburbiales que surgió como una burla de compadritos barriobajeros al modo de bailar de los negros. En esos inicios, los hombres lo bailaban entre sí y, cuando pasó a los burdeles, también las mujeres danzaban entre ellas mientras esperaban a sus clientes. En ninguno de ambos casos, aunque las parejas fuesen del mismo sexo, eran necesariamente homosexuales. Era algo normal, por decir aceptado por la sociedad. Incluso por una sociedad tan machista y prejuiciosa como la de entonces. Más tarde, a medida que se definían música y coreografía, en los bailes populares no era ni es extraño ver parejas masculinas o femeninas gozando del baile. No hay nada de raro en esto. 
Sin embargo, los promotores de un festival de tango que pretende «abrir la comunidad tanguera» y acabar con la «dominación del macho», lo primero que hacen es considerar que esa pretensión de apertura como «rara» y para hacerla más rara al oído la enuncian no en castellano o en lunfardo, que sería lo lógico, sino en inglés mediante la voz «queer» que se utilizaba para señalar despectivamente al homosexual. Un tango queer sí que suena raro.
Si realmente se quiere una apertura (?) basta con organizar un festival de tango genuinamente popular. La gente sencilla no hace distinción de sexo para divertirse. Pero parece claro que lo que se pretende es seguir cultivando la rareza de la comunidad homosexual, porque en la medida que siga siendo queer, rara, continuará reportando millones de dólares en saunas, hoteles, restaurantes, encuentros, festivales, cruceros, etc. a unos cuantos y nada raros avivados, tengan o no plumas en sus plumeros.


lunes, 15 de noviembre de 2010

LA LENGUA DE LOS GATOS

Gala sacando la lengua (Foto: Beatriz Helbling)


Científicos estadounidenses del famoso Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) han estudiado y sacado sorprendentes conclusiones sobre la mecánica de la lengua de los gatos. El informe elaborado, en el que aparecen otras lenguas, debería llamar la atención sobre los usos que hace el ser humano de su lengua.

Uno de los rasgos más evidentes y distintivos de un gato cuando bebe un líquido es su elegancia. Sin embargo, Roman Stocker y otros estudiosos del MIT dedicaron más de tres años a investigar la mecánica de esa elegancia, la cual radica fundamentalmente en la agilidad y en la velocidad con que el animal ejecuta sus movimientos. Tales cualidades no eran sin embargo suficientes para justificar la elegancia del gato, dado que por la misma causa serían elegantes los movimientos de la trompa del elefante y de los tentáculos del pulpo. La clave está en que el gato, que se vale de las fuerzas de la inercia y de la gravedad, utiliza su agilidad para curvar la lengua hacia atrás de modo que la superficie superior toca ligeramente el líquido, al que lleva a su boca con gran velocidad. A causa de esta velocidad el líquido forma  por inercia una columna y antes de que actúe la fuerza de gravedad, el gato cierra, traga y vuelve a abrir sus mandíbulas. El perro, por ejemplo,  recoge con la lengua el agua y se llena con ella la boca antes de tragar. Según el informe, aparecido en la revista Science, la velocidad de la lengua del gato es de un metro por segundo.
La noticia debería inspirar a los más diversos especialistas -sociólogos, lingüistas, antropólogos, académicos, maestros, periodistas, etc.- a hacer un estudio semejante al que han hecho los científicos del MIT, para saber qué está fallando en la mecánica de la lengua del ser humano para que corrompa con tal velocidad el idioma y haga más difícil la comunicación. A modo de ejemplo, en el habla o la escritura cotidiana se oye y se lee paradojal por paradójico; visionar por ver; sospechado por sospechoso; evacúa por evacua; mandatar por mandar; calificación por clasificación; precalentamiento por calentamiento; picaresca por picardía; enervado por enfurecido o nervioso; parricidio por filicidio o uxoricidio; prespectiva por perspectiva; dentrífico por dentífrico, etc. Esto sin contar los numerosos errores ortográficos y sintácticos que, por ejemplo, convierten la inflexión verbal (vaya) en una cartelera (valla), un portaequipaje (baca) en un animal (vaca) o una locución adverbial (sobre todo) en un abrigo (sobretodo).
¿En qué fallamos los hablantes? ¿En la velocidad, la gravedad, la inercia o la mecánica para no hablar con la elegancia con que el gato bebe?

lunes, 8 de noviembre de 2010

CON LA LENGUA FUERA

¡keee! ¡Io escrivo komo kiero!
El lenguaje es un sistema de signos de comunicación cuya expresión dinámica, el habla individual, se asienta, como ya lo formuló Ferdinand de Saussure, en un soporte histórico, la lengua de la comunidad. Esto determina que las gramáticas y las ortografías constituyan referentes esenciales para mantener la unidad comunicacional de una lengua frente a las tendencias dinámicas del habla cotidiana motivadas por la evolución social, científica y tecnológica.

Del mismo modo que el año bisiesto viene a corregir y ajustar un desfase en el cálculo del tiempo astronómico, la nueva Ortografía de la lengua española que anuncia la Real Academia Española es una puesta al día en la grafía de algunas palabras y nombres y letras del alfabeto, que el vasto ámbito de uso de la lengua castellana y las innovaciones tecnológicas han hecho necesaria. Así se fija los nombres de las letras be, uve, doble uve y ye, para la y griega, y se eliminan como letras, no como sonidos, la ch y la ll
Asimismo algunas palabras pierden sus acentos, como guion, al que se considera un monosílabo y, ya se sabe, que los monosílabos no se acentúan, y otras los ganan, como cuórum, que además abandona su forma quorum, porque los gramáticos entienden la c ya cumple en este caso con la función fonética. La eliminación del acento es más discutible, como es en el caso de éste (pronombre) para diferenciarlo de este (artículo) o solo (sustantivo o adjetivo) del sólo (adverbio), etc. 
En cualquier caso, los ajustes están plenamente justificados si se pretende una lengua castellana moderna y práctica. Pero lo que no está justificado es la acción distorsionadora de la realidad provocada, no sólo (prefiero seguir acentuándolo) por el uso indiscriminado de eufemismos para disimular las atrocidades, pretendidos tecnicismos que fructifica la ignorancia, sino por el desconocimiento de los tiempos verbales, las malas acentuaciones o el desconocimiento de las palabras que se utilizan. Vaya como perlas muy comunes el mal sentido que se le da a parricidio -muerte que se le da al padre o la madre- cuando se lo utiliza en lugar de uxoricidio -muerte que el marido da a su mujer- o filicidio -muerte que da el padre al hijo- o la indebida acentuación que se le da a evacua que se transforma incorrectamente en evacúa
Es de esperar que maestros, profesores, padres, periodistas y no pocos escritores y poetas, y gente de esa que llaman de la calle y dada a dejar comentarios en todo tipo de diarios digitales, aprovechen estas navidades para regalar o regalarse la Ortografía de la lengua española para no confundir la ye con la ll, la c con la k, la ñ con la ny y aprender la conjugación de los verbos.

lunes, 1 de noviembre de 2010

AMOR, SEXO Y EL OJO [CIENTÍFICO]


Un grupo de científicos estadounidenses de distintas universidades ha metido mano al sexo y al amor. Su propósito es conocer las íntimas reacciones químicas que intervienen en el sentimiento amoroso y la pulsión sexual. Sus resultados son llamativos, pero no dejan en claro si son dos cosas diferentes o dos caras de una sola.

Lo que han abordado los científicos no es el amor entendido como una de las formas de la identidad humana universal y que puede llamarse "amor al prójimo", sino como sentimiento de atracción física y espiritual que lleva a dos personas a buscar el íntimo abrazo y, en muchos casos, a mantenerlo durante largo tiempo. Pero, como el ser humano no deja de ser un animal racional, esa atracción que puede ser exclusivamente física se la sublima con la etiqueta del amor. 
Ya sea sentimiento amoroso o pulsión sexual lo que habitualmente se llama amor, lo cierto es que, según informa el diario ABC, investigadores de la Universidad de Stanford han comprobado que las reacciones químicas que una u otra o ambas provocan que el cerebro secrete dopamina -hormona neurotransmisora que influye en el estado de ánimo- que tiene efectos calmantes y placenteros. El momento analgésico culminante es el del orgasmo, el cual, según Barry Komisaruk, de la Universidad de Nueva Jersey, además de conferir una mayor sensibilidad al tacto, puede disminuir, en el caso de las mujeres, hasta el 50% el dolor.
Por su parte, científicos de la universidad neoyorquina de Siracusa, han constatado la verdad sobre el amor a primera vista, el cual puede tardar un quinto de segundo en producirse. Para alcanzar una respuesta tan fulminante, las dos personas implicadas han activado al verse doce áreas de su cerebro que liberan la dichosa dopamina y otras sustancias euforizantes, como la oxitocina y la adrenalina. La jefa del equipo de esta Universidad es la doctora Stephanie Ortigue, curioso apellido que me recuerda que los hipocráticos griegos utilizaban para curar la impotencia masculina un ungüento a base de aceite y pimienta en polvo que fregaban con un manojo de ortigas en el pene y el ano del impotente.
En lo relativo a las diferencias entre géneros, los neurosiquiátras dan por cierta la creencia popular en que el hombre piensa más en el sexo que la mujer, la cual lo hace tres veces menos que aquél. Para justificar esta tendencia sostienen que la zona del cerebro masculino que activa la sexualidad es dos veces y media mayor que la zona equivalente del cerebro femenino. Esto viene también a confirmar el mito según el cual todos los hombres son hermafroditas, pues tienen el pene entre las piernas y el sexo femenino en la mente. También explica, según los resultados de una reciente encuesta realizada en España, que un tercio de los varones españoles requiera los servicios de una prostituta. 


lunes, 25 de octubre de 2010

LA [MALA] CALIDAD DEL DISCURSO POLÍTICO

El proceso de degradación del discurso político, que parece haberse acelerado desde que, en 1989, el señor Francis Fukuyama decretó el fin de la historia y de las ideologías, amenaza con clausurar definitivamente la capacidad de razonamiento colectivo. Ni la clase política ni los medios de comunicación parecen interesados en  romper con la palabrería asfixiante que vacía de contenido cualquier mensaje.

El desconocimiento de la sintaxis, la ortografía, la pobreza del vocabulario y las dificultades para expresarse de modo coherente que se observan tanto en el habla cotidiana y en los comentarios de los lectores en los diarios como en artículos, noticias y reportajes de los medios de comunicación, escritos, radiofónicos y televisivos, y en éstos la manipulación informativa, son síntomas que revelan una mala praxis educativa y una perversa política de alienación y narcotización de la sociedad.
Una sociedad anodina y culturalmente desertizada es campo propicio para un discurso político reducido a la expresión de eslóganes de venta de un producto -el partido, el candidato, las políticas menores- al insulto, la descalificación del rival y al power point en detrimento del argumento, el diálogo y el contenido imprescindibles para la comunicación y el entendimiento entre los partidos y entre los partidos y los sindicatos, las entidades empresariales y culturales, y el electorado en general para una eficaz gestión de la res publica
Resulta dramático observar cómo la mayoría de los políticos no encuentra las palabras adecuadas para explicar a los ciudadanos la realidad del país y de un mundo en el que millones de personas mueren de hambre o en guerras, quedan sin trabajo, sin viviendas o sin esperanzas de futuro. Resulta dramático comprobar cómo sus frases hechas y vacuas se enredan en madejas de intereses mezquinos que disimulan la corrupción ética y económica, reducen el bienestar de los ciudadanos y ponen en peligro la paz y la democracia. 

martes, 19 de octubre de 2010

LA SOMBRA DEL UNIVERSO

Mapa en 3D de materia oscura en la zona del Universo estudiada. Foto ESA
La concepción que tenemos del Universo siempre aparece contaminada por intuiciones religiosas y osadías científicas, que buscan dar respuesta a las dimensiones de una realidad que supera hasta lo indecible las limitaciones de la inteligencia y el conocimiento humanos. Sin embargo, desde que salió de la cueva y miró el cielo, el ser humano no ha renunciado a descubrir los misterios que lo rodean. Recientemente, astrónomos japoneses, británicos y taiwaneses han conseguido plasmar un mapa de materia oscura.

Según el Génesis, Yahveh prohibió a la pareja habitante del Edén comer del fruto del Árbol de la Ciencia del Bien y del Mal. Sin embargo, Eva comió y dio a comer ese fruto a su compañero y con ello no sólo reivindicó la soberanía del ser humano para decidir su destino sino que también puso de manifiesto el afán insaciable de conocimiento que caracteriza su naturaleza. En el marco de la cultura judeocristiana, desde este momento mítico el ser humano es presa del síndrome de Eva y no ha cejado en su propósito de saber.
La materia oscura es por definición un misterio y su existencia una intuición que constituye un problema angular de la física y la astronomía contemporáneas. Se trata de una materia no atómica invisible a la luz y a otras calidades de ondas magnéticas. Los efectos de su presencia ya fueron formulados por Einstein en su célebre Teoría de la Relatividad y posteriormente comprobados por otros científicos. Es así que se sabe que planetas, estrellas, galaxias y otros cuerpos celestes apenas representan un 4% del Universo. Del 96% restante, el 23% corresponde a la misteriosa materia oscura y el resto ¡un 73%! a una más misteriosa energía oscura.
Ante la inmensidad de esa sombra que desborda el cálculo humano cabe preguntarse por qué seres tan pequeños tienen la capacidad de asomarse a los confines del Universo y al mismo tiempo generar tanta miseria y violencia en el mundo.

viernes, 8 de octubre de 2010

NOBEL PARA VARGAS LLOSA


Mario Vargas Llosa según Mechaín Doroteo
La concesión del premio Nobel de Literatura a Mario Vargas Llosa constituye otro explícito reconocimiento a una de las generaciones más brillantes de la historia de la literatura hispanoamericana. Una generación que,  estrechamente vinculada a la poesía, revolucionó la prosa continental.

En la estela de los grandes maestros como Borges, Asturias, Roa Bastos, Onetti  y Carpentier, la generación de los Vargas Llosa, García Márquez, Octavio Paz, Julio Cortázar, José Donoso, Juan Rulfo,  etc. también abrevó en las fuentes creativas de Rubén Darío, Leopoldo Lugones, Macedonio Fernández, César Vallejo, Pablo Neruda, entre otros muchos, para conformar la definida personalidad de literatura continental, a la que habría que añadir también a los grandes creadores brasileños, como Jorge Amado, Vinicius de Moraes, Drummond de Andrade y Joaquim Pedro de Andrade, quienes lamentablemente fueron ignorados por la Academia sueca.
Ser heredero de una rica tradición literaria y proyectarla a la modernidad requiere talento y ese talento es el que  -deseo- ahora se ha premiado con el galardón universal. De ser así, Mario Vargas Llosa debió recibir el Nobel mucho antes de que su deriva conservadora llevaran sus libros hacia el adocenamiento mercantil y a la exaltación  del canon realista decimonónico para favorecer la institucionalización del estilo único de acuerdo con los intereses de los grandes grupos editoriales. Quiero pensar que el premio Nobel ahora otorgado ha sido un reconocimiento al gran Vargas Llosa de Los jefes, La ciudad y los perros, La casa verde y, sobre todo,  Conversación en La Catedral.  Libros éstos que trasuntan verdad artística y determinación para hallar una forma expresiva que responda a la complejidad de la identidad latinoamericana.

lunes, 4 de octubre de 2010

LA CONJURA DE LOS NECIOS (IV)

Una huelga siempre es síntoma de una disfunción social insoportable que se produce entre una mayoría productiva -los trabajadores- y la minoría que controla los medios de producción. La huelga del 29-S no es una excepción a esta regla. Sin embargo, los portavoces de los necios quieren reducirla a algo menor de alcance doméstico.

En el discurso acomodaticio que propone la permanente conjura de los necios, se generaliza la violencia de algunos piquetes aislados y se ignora el acoso patronal diario a centenares de trabajadores que temen perder sus puestos de trabajo; se reduce la lucha sindical a una mera confrontación con el Gobierno y se pasa por alto los graves daños causados en las economías nacionales por la globalización de un sistema controlado por el poder económico-financiero enquistado en los organismos financieros supranacionales (BM, FMI, etc.) y grupos de especuladores.
La derecha española, cuyo conservadurismo ultramontano no ha superado el estadio del absolutismo decimonónico, proclama que la huelga es un fracaso del Gobierno (?) y de los sindicatos. Si este mensaje necio alcanza algún calado entre la gente es debido a la perversión de un discurso que se nutre siempre de la ideología emocional de vastos sectores sociales influenciables y poco dados a la reflexión política. 
Ante una crisis económica profunda, lo menos que se espera de todos los actores sociales (partidos, sindicatos, instituciones, trabajadores, pensionistas, etc.) es solidaridad para paliar sus efectos más dañinos en las capas más débiles de la sociedad. En este sentido, la recalcitrante oposición de la derecha si realmente quiere el «bien de los españoles», como gusta decir, no puede poner palos constantemente en las ruedas de la acción gubernamental por intereses partidarios, naturalizar la corrupción allí donde gobierna o gobernaba -Baleares, Valencia, Málaga, Galicia, Madrid, Canarias- y tampoco  minimizar la acción sindical para tener el campo abonado si llegase a gobernar. Esta idea que la Escuela de Chicago elevó a la categoría de principio y que Pinochet puso en práctica de manera brutal durante su dictadura en Chile, es la que subyace  -y nadie se escandalice por la comparación- en el proyecto básico de la derecha española. Gobernar sin oposición  sindical seguramente es el utópico sueño de los necios.
Los sindicatos, que han jugado un incontestable papel vertebrador de la democracia y en la modernización de la economía española, aunque algo apoltronados y lentos en sus reacciones, han impulsado una huelga que no va contra el Gobierno y ni siquiera contra la actual reforma laboral, sino para tomar posiciones de fuerza ante la avanzada contra los derechos de los trabajadores activos o que lo son potencialmente y retirados. Pero su verdadera fortaleza dependerá de que éstos tengan conciencia de su condición social y no se dejen cautivar por el discurso emocional de los necios.


martes, 28 de septiembre de 2010

LA IMPORTANCIA DE LA HUELGA

La huelga europea del 29-S ha sido convocada tarde y mal y ello ha creado no poca desorientación entre los  ciudadanos acerca de sus verdaderos objetivos. Sin embargo, es necesaria.

No pocos, en España, creen que la huelga se hace contra la "crisis del capital", otros contra la reforma laboral impulsada por Rodríguez Zapatero e incluso contra su gobierno o como un pulso entre sindicatos y empresarios. En este río revuelto, los pescadores de siempre quieren sacar ganancias. El PP se proclama partido de los trabajadores y la Iglesia abandera "la vida" contra el ateísmo socialista.
A pesar de todo esto, la huelga es necesaria porque se presenta como una oportunidad para que los trabajadores -dependientes o autónomos-, aunque no tengan claro los objetivos, se sacudan el pequeño burgués que han gestado dentro de sí y así recuperen su conciencia de clase. De este modo estarán en condiciones de generar radicales cambios en las estructuras y estrategias de los sindicatos, cuyos dirigentes han acabado siendo blandos sparrings de los patronos. 
La huelga es necesaria, porque puede ser el primer paso para cohesionar a la ciudadanía no contra el Gobierno, sino contra el poder de financieros y especuladores que, por encima de los Estados, han provocado guerras -la de Iraq, entre ellas- cuya factura estamos pagando, y hundido la economía mundial mediante, entre otros recursos, las hipotecas basuras, los precios del petróleo y de los alimentos básicos y el pretexto del terrorismo.
La huelga europea es necesaria porque puede ser el origen, aunque parezca utópico, de un movimiento  mundial orientado a recuperar la soberanía ciudadana para generar sistemas de gobierno más justos a la hora de repartir las riquezas y más comprometidos en la lucha contra la violencia y la corrupción. Vale la pena perder un día de salario, los que aún lo tengan, antes que seguir hipotecados a un poder que cada día que pasa devora derechos laborales y conquistas sociales.

lunes, 20 de septiembre de 2010

EL TOTALITARISMO DE LA INDIFERENCIA

El diccionario de la RAE define la indiferencia como «el estado de ánimo en que no se siente inclinación ni repugnancia hacia una persona, objeto o negocio determinado». Dicho estado de ánimo parece haberse extendido sobre la sociedad moderna hasta sumir a los individuos en un profundo autismo autodestructivo.

Según algunos pensadores, los regímenes ultraconservadores de Thatcher en el Reino Unido y Reagan en EE.UU. sentaron las bases de la indiferencia como sistema de dominio social. Pero si bien estos gobiernos, con la bendición pontificia de Juan Pablo II adormecieron la conciencia social convirtiendo al individuo en un ser timorato y egoísta sometido a la corrección política, el proceso que ha llevado a la indiferencia a la categoría de régimen «totalitario», en palabras de Josep Ramoneda en su libro Contra la indiferencia, arranca desde mucho más atrás, en la segunda posguerra mundial, valiéndose de las armas del consumo y del terror. La industrialización de ambos conceptos ha desembocado en la generación de individuos atemorizados que consumen compulsivamente para calmar las pulsiones humanas de sus conciencias.
Indiferencia es asistir con naturalidad a los brotes de racismo, a la exacerbación de los nacionalismos, a la escandalosa especulación con los alimentos y a la depredación de la naturaleza; creer que el terror de ETA o Al-Qaeda es más importante que, por ejemplo, los contratos basura, el hambre, la pobreza y la indefensión de millones de personas en el mundo. Indiferencia es vitorear a un líder religioso que ha amparado bajo su solio a delincuentes morales o votar para las altas responsabilidades de gobierno a políticos corruptos. La indiferencia es esa forma de inacción que permite que el mal anule la voluntad que mueve el mundo e ilumina la justicia.

martes, 14 de septiembre de 2010

LOS IDIOTAS DEL ROCK

Corazón de rock'n'roll, de Inés G-Merás
El inteligente y lúcido crítico musical Diego A. Manrique publica en El País (13.09.2010) su particular e ingeniosa «Guía del rock para idiotas». Se trata de nueve tópicos que reflejan el grado de tontería que alcanzan los supuestos fanáticos, pretendidamente entendidos, del rock & roll, pero que bien pueden aplicarse a otros géneros musicales, literarios e incluso al fundamentalismo religioso o ideológico.

  1. Sólo escucho música en vinilo, con la pretensión de darse imagen de viejo experto, como si el vinilo incidiera en la calidad de los contenidos. Conozco a algunos que dicen a los clásicos sólo los leo en ediciones de bibliófilo.
  2. Ya no se hace música como en los ochenta, que es como decir todo tiempo pasado fue mejor o la juventud está perdida.
  3. X me gustaba más en los primeros tiempos, frase típica del estúpido vanidoso que va de entendido, que podría traducir a la literatura diciendo que el mejor García Márquez es el de la Hojarasca, cuando sólo era conocido por su madre a la hora de comer, y no el que escribió Cien años de soledad.
  4. "Indie" significa "independiente", frase con la que se quiere otorgar patente de libertad para los artistas a las pequeñas productoras sólo por ser pequeñas. En realidad, aquí tampoco cuenta el tamaño y la libertad de crear se la gana cada uno.
  5. Los nuevos modelos de negocio permiten la autonomía del artista es algo tan tonto como decir que el capitalismo de la era digital es menos extorsivo que el de la era analógica.
  6. Las críticas no importan; los artistas no leen. Tampoco lee la mayoría de los críticos, pero es parte del negocio.
  7. Los festivales son buenas ocasiones para descubrir música. La pregunta que se deriva es ¿quiénes decubren qué música? Supongo que, como los encuentros y ferias de libros, los festivales son buenas ocasiones para tomar copas y comer.
  8. La radio musical no tiene sentido en la era de Internet ¿de verdad?
  9. La música debe ser gratis; los artistas ya ganan bastante dinero con el directo. Y también deben ser gratis la electricidad, la medicina, la vivienda, la fontanería, el transporte, etc. Aunque seguro que la crisis y el paro está causada porque a unos músicos y escritores avariciosos se les ocurre cobrar derechos de autor.

lunes, 6 de septiembre de 2010

EL ESPACIO DE DIOS

Fragmento de la Creación, de Miguel Ángel (Capilla Sixtina)
El científico Stephen Hawking, autor de la célebre Breve historia del tiempo, afirma en su nuevo libro que para explicar el Universo no es necesaria la existencia de Dios. Ante esto, la Iglesia ha puesto el grito en el cielo y con ella no pocos científicos.

James Joyce, en las primeras páginas de Retrato del artista adolescente, ponía en la mente de Stephen Dédalus esta reflexión: «¿Qué había después del universo? Nada. Pero, ¿es que había algo alrededor del universo para señalar dónde se terminaba, antes de que la nada comenzase? No podía haber una muralla. Pero podría haber allí una línea muy delgada, muy delgada, alrededor de todas las cosas. Era algo inmenso el pensar en todas las cosas y en todos los sitios. Sólo Dios podía hacer eso. Trataba de imaginarse qué pensamiento tan grande tendría que ser aquél, pero sólo podía pensar en Dios. Dios era el nombre de Dios, lo mismo que su nombre era Stephen».
Dios es ante todo una idea humana con una amplia gama de significados, a veces contradictorios y no pocas veces autoexcluyentes, que ocupa el espacio de aquello que el ser humano ignora. Gracias a esta premisa que se ha revelado fundamental desde que la formuló el hombre de las cavernas, la noción de Dios ha perdurado hasta hoy. Sin duda los científicos no tienen necesidad de apelar a la existencia de Dios para explicar el origen de la vida y del universo, porque una "X" les basta para sustituir el valor que ignoran de la fórmula. La ciencia se funda en la razón y la experiencia. Pero muchos individuos sí necesitan de la noción de Dios para afrontar espiritualmente su soledad existencial y todo lo que no saben sobre la finitud de la vida, su extrema brevedad, y el temor que les produce la muerte. Él es una entidad moral en la que delegan toda explicación de la experiencia de su ser en el mundo. Un temor atávico a lo desconocido sobre el cual se han levantado las religiones y construido imperios extrarradios de la razón. Los científicos, aun los creyentes, saben que sus descubrimientos han ido arrinconando y obligando a la noción de Dios a cambiar de significados. Pero que también ellos trabajan con nociones, teorías, y que más allá de los límites de sus métodos se extiende el vasto espacio de las incógnitas. El espacio de eso que algunos llaman Dios.

martes, 31 de agosto de 2010

EL VALOR DE LA ESPERANZA

Mensaje de una niña a su padre atrapado en la mina.
El 5 de agosto, en una mina del norte de Chile de dudosa legalidad, treinta y tres mineros quedaron atrapados a causa de un derrumbe a 700 m de profundidad. Durante diecisiete días, el grupo quedó totalmente aislado, pero supo organizarse para sobrevivir hasta que tuvieron noticias de la superficie. Más allá del subjetivo aliento, la información que recibieron no fue alentadora. El rescate tardaría entre tres y cuatro meses siempre y cuando no surgieran dificultades. Las preguntas que se suscitaron entonces fueron ¿cómo soportar durante tanto tiempo el enterramiento en vida? ¿cómo resistir el peso de esa soledad apuntalada por toneladas de tierra y rocas?
La esperanza es la estela del vacío, dice un verso que escribí hace tiempo. La esperanza, esa huella de la nada, es la cuerda a la que se aferran esos hombres con la fuerza natural de quienes han debido afrontar la vida como una lucha inacabable y sin horizontes. Una fuerza que nace de sus propios espíritus hechos al infortunio social y a la explotación laboral, porque ignoran o no les está permitido el lujo de la depresión sicológica o la debilidad física. Pero, todos sabemos que son criaturas débiles, como nosotros, sujetas a una cuerda de espuma, como nosotros, y que esta semejanza nos obliga a tramar a cada instante la ilusión de un rescate feliz, como a los responsables de la tragedia a utilizar todos los medios humanos y tecnológicos para que esos hombres fuertes vuelvan a la luz.

lunes, 5 de julio de 2010

NO A LA RENUNCIA DE MARADONA

La humillante derrota sufrida por la selección argentina en el Mundial de Fútbol ante los alemanes no es una sorpresa. Sí lo es que un equipo desestructurado haya llegado tan lejos sólo con el talento de algunos de sus jugadores y ese espíritu competitivo que los distingue. 

Lo que ha sucedido es el resultado de un cúmulo de despropósitos generado por dirigentes irresponsables en un país habituado a ellos. Un país con una clase política que ha llevado al lumpen y al ignorante a la categoría de pueblo y a la soberbia como signo de cultura. Personajes que como Grondona, presidente de la AFA (Asociación del Fútbol Argentino) y su camarilla hayan situado al frente de la selección a un pobre diablo de inteligencia pedestre como Diego Armando Maradona, refleja el poco rigor profesional con que se toman las cosas. Personajes que, como Aníbal Fernández, jefe de Gabinete del Gobierno nacional, se dirijan al responsable del ridículo hecho por una selección que ni siquiera         mereció clasificarse, con una nota «quedate, que yo te banco a muerte», reflejan hasta qué instancias ha llegado la necedad.
Diego Armando Maradona fue un grandísimo jugador de fútbol. Nada más. Eso que ahora anda  haciéndonos sentir vergüenza es una marioneta ridícula en manos de gente sin escrúpulos, que necesita de la irracionalidad «popular» para asegurarse sus cuotas de poder. De todos modos, si alguno cree que Maradona tiene algo en el cerebro coincidirá conmigo en que no es inocente en este desaguisado y, por lo mismo ni siquiera merece que se le acepte la renuncia.
Como a cualquier trabajador que hace mal su trabajo, y en este caso muy mal porque es inepto para él, debe ser despedido. No hay que preocuparse por su futuro. Algunos de los miles de fanáticos que fueron a recibirle a Ezeiza y brindarle su apoyo después de su deplorable actuación en Sudáfrica seguramente estarán dispuestos a hacer una colecta para que no pase hambre en el paro.
Tras este despido, si a los dirigentes del fútbol argentino les queda algún escrúpulo en alguna parte, en   el zapato o en la conciencia, deberían utilizarlo para renunciar. Claro que esto ya es mucho pedir y hasta que alguien les dé una patada en el culo, para decirlo con expresión del presidente Obama, es difícil que las cosas cambien.

lunes, 21 de junio de 2010

ANESTESIA DE HUMOR PARA EL AGUANTE

El humor popular argentino cordobés es esencialmente surrealista y nace, no tanto de la contradicción de una sociedad «monacal y moralista» y otra «liberal y disoluta», como de las  percepciones que, bajo el influjo de la comunidad universitaria y docta, tiene el pueblo llano de la realidad  («Hola negro, ¿qui andai haciendo?, saluda uno y el otro responde «Nada culiao, tergiversando la vida»). La nueva revista «Anestesia» sale ahora con el ánimo de aguantar lo que sea sin dolor.

Hasta principio de los años setenta, lo que se conocía como humor argentino era esencialmente el humor que difundían los programas de radio y televisión y las revistas de Buenos Aires. Sin embargo, a partir de 1971 todo cambió cuando Alberto Cognini y Crist fundaron la revista «Hortensia» y rompieron la hegemonía porteña con  la colaboración de grandes dibujantes y humoristas de casi todo el país,  entre los cuales cabe mencionar Juan Parrotti, Benceno, el Pelao Alonso, Roberto Fontanarrosa, Ortiz, Hermenegildo Sabat, Sapo Cativa, etc., 
Desde entonces esta revista, que popularizó los personajes de Negrazón y Chaveta, sintetizó a través del humor una forma de ver el mundo y vivir la realidad cotidiana desde una marginación social y cultural que recurre al absurdo como sustento de la misma. («¿Qué te pasa negro?, le pregunta uno a otro que está tirado en la vía del tren y éste le dice «¡Me ha dejao la novia!» «¡Qué guacha, te podría haber tirao en otra parte!»). Este tipo de humor refleja un modo de ser y aflora a cada instante en otros humoristas, como la genial Doña Jovita, con su célebre medio pollo, al que la dueña curó y salvó la vida y de mayor se hizo mediocampista y que trasciende a otras expresiones, como el popular «cuartetazo» en la música, que tiene en la Mona Giménez a uno de sus representantes más emblemáticos.
Tras «Hortensia», que desapareció en 1983, poco después de la muerte de Cognini, surgieron varios proyectos de este humor «costumbrista», al decir de Anabela Flores, profesora del GIH (Grupo de Investigadores del Humor) de la Universidad de Córdoba, como «Peinate que viene gente», «Los hijos de la pavota», «La orden del Bufón» y, entre otras, la reciente «Anestesia», que aspira a llenar el vacío dejado por la célebre «Hortensia». 




Dibujo: Jericles en «Anestesia» - Vídeo: «El burro de Shrek es cordobés».

lunes, 14 de junio de 2010

EL AMOR ES UNA ESPECIE ÚNICA

La definición del amor tiene muchas variantes porque con frecuencia el sentimiento amoroso es confundido con muchas de las tensiones que provoca y constreñido casi exclusivamente a la condición humana. 
Los factores de confusión más habituales son los de orden sexual o de poder y propiedad. Sin embargo, eso que llamamos amor es un sentimiento que compromete e identifica en la unidad a todo ser viviente con otro desde la inteligencia. Acaso desde la conciencia del propio existir. 

La ausencia del amor entendido de este modo origina la disgregación, la violencia, la repugnancia del otro, como la pérdida del objeto del amor, conduce a la parte sobreviviente a la muerte, porque dicha pérdida ha roto la unidad en la que ambas partes, independientemente de la especie a la que pertenezcan, han sentido al unísono las vibraciones de la vida. 
Platón en El banquete pone en boca de Aristófanes que en sus orígenes el ser humano fue una unidad esférica, cuya fuerza e insolencia con los dioses obligaron a éstos a dividirlo en dos. «Una vez que separada la naturaleza humana en dos, añorando cada parte a su propia mitad, se reunía con ella. Se rodeaban con sus brazos, se enlazaban entre sí, deseosas de unirse en una sola naturaleza y morían de hambre y de inanición general, por no querer hacer nada los unos separados de los otros. [...] Desde tan remota época [el amor] trata de hacer un solo ser de los dos...».
Cada día tenemos constancia de la existencia de este sentimiento hasta cuando el perro o el gato, incluso entre ellos, o cualquier otro animal nos da muestras de un afecto que no necesariamente surge de una necesidad sino de una correspondencia o de la simple compañía que nos llena. 
En los primeros meses de 2009, murió en el zoo de Barcelona la elefanta Alice dejando en el desamparo a su amiga Susy. Es tal el sufrimiento de este animal, que nada le consuela y sus días transcurren en un agónico irse, balancéandose y comiendo sus propios excrementos. Ni siquiera otra compañera le ha devuelto el deseo de vivir. Sola, desterrada de sus inacabables sabanas donde pastaba con los suyos, muerta su otra mitad, Susy se muere de amor.

miércoles, 2 de junio de 2010

LA CONJURA DE LOS NECIOS III

Parece que todos saben que la crisis económico financiera es mundial y también todos parecen saber quienes son sus verdaderos responsables y los necios útiles encargados de agravarla, como lo manifiesta en un discurso demoledor, en el Parlamento Europeo, Daniel Cohn Bendit, aquel estudiante que se hizo famoso en mayo del 68 con el apelativo de Dany el Rojo. Es cierto que la figura de este diputado de Los Verdes es controvertida, pero vale la pena escuchar sus palabras y ver las caras de los diputados y del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso mientras las pronuncia.

En relación a lo que en este foro se discutía convendría girar la vista hacia la realidad económica española y el comportamiento mezquino de una oposición deshonesta no sólo por la gravedad de la corrupción de muchos de sus dirigentes, sino también por la irresponsabilidad manifiesta sobre los asuntos del Estado y su descreimiento de las instituciones, que Cohn Bendit señala como uno de los males de la sociedad griega. 
El discurso hueco, bronco y mentiroso del principal partido de la oposición («He dicho barbaridades», reconoce Esperanza Aguirre a Mariano Rajoy creyendo que nadie más la escucha), centrado en el descrédito del presidente Rodríguez Zapatero que alcanza su cénit en la vulgarización inicialada de su apellido para hacer juegos de palabras de  mal gusto, revela una total falta de responsabilidad política y de conciencia de Estado. Falta que se hace más patética en momentos difíciles para el Reino, cuando debería imponerse la solidaridad de todos los ciudadanos ejemplificada a través del comportamiento ético de sus representantes políticos, sindicales y empresariales, y, obviamente, de los medios de comunicación, más allá de sus diferencias ideológicas y sus intereses particulares.
Esto no significa pasar por alto los errores del Gobierno, para el cual las drásticas medidas que ha tomado y debe tomar resultan especialmente dolorosas, ya que ningún ciudadano español, ni siquiera el pensionista o el parado, debería dudar de su sensibilidad social. Se trata de que más allá de la bronca de los necios, no se pierda de vista quiénes y porqué son los verdaderos responsables de esta situación y que estamos en tiempos en que la colaboración y el respeto son imprescindibles para superar las altas dificultades por la que pasan millones de personas en todo el mundo. 

viernes, 28 de mayo de 2010

DEMOCRACIA HORIZONTAL


En los concursos televisivos se ha impuesto la fórmula de contar con un jurado "técnico", cuyos miembros representan el papel de expertos o payasos, y la participación del público para emitir el juicio definitivo que consagrará al ganador. De esta fórmula "asamblearia" también se vale la Administración para dilucidar algunos problemas que afectan a la ciudadanía, como decidir si la avenida Diagonal de Barcelona debía transformarse en rambla, bulevar o quedarse como está. 

Se atribuye a Alexis de Tocqueville la noción de democracia horizontal, es decir, la democracia participativa que se da a través del asociacionismo cívico y social y que atiende a la defensa de intereses sectoriales. Algunos partidos políticos minoritarios y los medios de comunicación han ido con el tiempo trastornando el concepto hasta convertirlo en una caricatura de la participación ciudadana para legitimar actuaciones que no siempre responden a la razón o al sencillo sentido común. 
Según la clásica definición una democracia es el gobierno del pueblo para el pueblo, pero ante la imposibilidad de que la masa popular pudiera gestionar los intereses comunes de la sociedad, surgió la necesidad de un contrato social (Jean-Jacques Rousseau) por el cual el pueblo delega su soberanía en unos representantes para que formen el gobierno encargado de la administración de la res publica.
No pocas veces el reclamo de la opinión pública para determinados asuntos es un acto demagógico con el que se quiere disfrazar la impotencia de un gobernante o del gobierno para la gestión o se desea legitimar un régimen autoritario o una actuación política discutible. La masa popular puede expresar su opinión sobre determinados asuntos o situaciones o determinar la orientación política o ideológica del gobierno canalizando dicha opinión con su voto a tal o cual partido, incluso tiene el derecho de rebelarse contra los gobernantes ilegítimos.
Sin embargo, la opinión de esta masa popular carece de validez cuando con ella se busca sancionar un resultado que en realidad depende del conocimiento técnico y científico, y la experiencia de ciudadanos profesionales. ¿Cómo es posible que el público -la masa ciudadana o un vasto sector de ella- pueda decidir mediante el voto sobre, por ejemplo, la calidad o bondad de un cantante o de un bailarín en un concurso televisivo, o acerca de la eficacia del trazado de una vía férrea o de un plan urbanístico si en su conjunto carece de los conocimientos técnicos para hacer las evaluaciones pertinentes? En estos casos, las opiniones sustentadas en las emociones y no en la razón, la reflexión y el conocimiento, son dañinas para el bienestar común y para el concepto mismo de democracia.
Si grave es este uso de la opinión pública por los medios de comunicación o por algunos partidos o gobiernos municipales, mucho más peligrosa es la utilización que hacen de ella grupos contrademocráticos a través de sus radios, televisiones y diarios. El tertulianismo radiofónico y televisivo o el  manifestacionismo callejero por cualquier motivo, habitualmente espontáneo y emocional, son utilizados por tales grupos como armas arrojadizas que cuestionan permanentemente la validez y legitimidad de las instituciones del Estado y crean una especie de gobierno anárquico paralelo cuando las leyes o las actuaciones de los poderes del Estado no favorecen a sus intereses económicos, políticos, religiosos o ideológicos. Esto es lo que Pierre Rosanvallon llama contrademocracia , un modus operandi que valiéndose de los recursos democráticos del estado de derecho y de una opinión pública vulnerable a las manipulaciones demagógicas socava los principios básicos del sistema democrático.

jueves, 13 de mayo de 2010

LA FACTURA DE TERMINATOR

Los duros ajustes anunciados por el presidente Rodríguez Zapatero en España como inmediata respuesta a la llamada del presidente estadounidense Barak Obama ponen de manifiesto la fragilidad de las autonomías política y económica de las naciones periféricas, es decir de aquellas que giran alrededor de algún núcleo de poder. Y el único poder real que gobierna el planeta es el económico y más concretamente el poder económico-financiero.

Jean-Jacques Rousseau fue quien definió la noción de soberanía como el poder del pueblo, el cual mediante un contrato social lo delega en unos representantes, que constituyen el gobierno. Emmanuel-Joseph Sieyés consideró que no era el pueblo el depositario de ese poder sino la nación. La idea de soberanía nacional sustentada en el poder político prevaleció hasta bien avanzado el siglo XX. Sin embargo, el poder económico debido a los avances del capitalismo, en sus vertientes imperialistas, a los que hay que añadir la caída de la URSS y la acción depredadora de las políticas ultraliberales traspasó las fronteras nacionales y minó el poder político de las naciones -sus soberanías- hasta convertirlas en meras provincias de una supra nación eufemísticamente llamada «economía globalizada», cuyo trasunto conceptual es el mercado.
Dentro de este territorio donde el poder efectivo atenta contra el concepto mismo de civilización y somete la sociedad a las leyes del mercado, el bienestar de los ciudadanos aparece como una pretensión inadecuada y los ciudadanos como entes cada vez menos necesarios para la vida productiva. Los gobiernos de los países, cualquiera sea su ideología, incluyendo los de las grandes potencias, se comportan en mayor o menor medida como gestores de las políticas y tendencias del poder económico-financiero. Cualquier movimiento o gesto que amenace sus intereses recibe la advertencia o el ataque implacable de los especuladores, de quienes es imposible saber sin son individuos deshumanizados o, a tenor de los sucedido en Wall Street, meras máquinas  que ya han situado el mundo en el futuro de «Hall» o de «Terminator».
Si así fuese se puede vislumbrar la causa original por la que la libertad aparece como una utopía para las naciones y la masa de ciudadanos y por la que ésta siempre acaba pagando la factura por lo que nunca ha tenido ni tendrá.

miércoles, 5 de mayo de 2010

LA CRISIS GOLPEA A AUTORES Y TRADUCTORES


La crisis económica, originada por el estallido de la burbuja inmobiliaria, la incontinencia crediticia de los grandes bancos y la especulación con el precio del petróleo tras la invasión de Iraq, ha colapsado la industria editorial española y latinoamericana. 
La situación afecta gravemente a todo el sector, cuyo retraimiento ha generado un alto porcentaje de desempleo en todas las parcelas de la actividad y muy especialmente en las que corresponden a los autores, redactores y traductores profesionales.


Las editoriales en general, para hacer frente a sus dificultades económico-financieras, han recortado  drásticamente su producción anual de libros, tanto en el número de títulos como en las cantidades de sus tiradas. La medida parece lógica y razonable ante el retraimiento del consumo. Sin embargo, esta medida se complementa con otras de carácter abusivo y nada profesional que ahondan el desamparo laboral de los autores y traductores, ya ostensiblemente castigados por la falta de encargos.
Grupos editoriales importantes mantienen su actividad bajo mínimos editando obras, por cuyos refritos de otras obras originales pagan sumas ínfimas a sus menguados equipos o a packagers poco escrupulosos subcontratados para este fin. Esta práctica, a la vez que supone imponer abusivamente una política de precios a la baja, conculca mediante el plagio los derechos de sus autores o traductores originales.
El deterioro de las prácticas editoriales ha llegado a límites extremos afectando de un modo dramático las economías domésticas de los autores y traductores. Entre las prácticas abusivas más comunes a las que unos y otros se enfrentan son la ausencia contratos o, en caso de haberlos, la imposición de cláusulas draconianas y lesivas para los derechos y retribuciones; recortes unilaterales de las tarifas de redacción o traducción o de los porcentajes de cantidades a cuenta de derechos de autor; prórrogas a noventa y hasta ciento veinte días de los pagos a partir de la fecha de entrega de los textos y traducciones sin el reconocimiento de los intereses generados por esa mora; exigencias de cesión total de los derechos de autor, incluso de obras anteriores a la que es objeto del contrato actual; silenciamiento de la cesión de obras a terceros;  impagos de los derechos generados por las traducciones de obras a otros idiomas; omisión del nombre del autor o del traductor en las obras; registro de la obra a nombre de un abstracto «equipo editorial» en el ISBN, lo que supone, además de los daños morales, apropiarse indebidamente de los derechos generados por copias reprográficas liquidados por CEDRO; ocultamiento de las tiradas, etc.
Como si la crisis económica que afecta a todos los sectores productivos no fuese suficiente, las malas prácticas de no pocos editores han puesto a miles de autores y traductores, a los cuales habría que añadir diseñadores, ilustradores, correctores y demás trabajadores editoriales, en una situación más grave aún de la que de por sí crean las circunstancias generales de crisis económica. En este sentido, no hay que olvidar que tanto autores como traductores son trabajadores autónomos, condición que en la realidad oculta una relación laboral de dependencia que hace que el trabajador soporte todas las cargas sociales, aún en los períodos en que no trabaja, y los gastos y costos de producción que se supone deberían ir a cargo de las empresas editoriales contratantes. Es tal el desamparo que viven los autores y traductores que todo parece indicar que sólo una reacción colectiva y conjunta puede aliviar su situación.

domingo, 25 de abril de 2010

EL VELO DE LA INTOLERANCIA

La libertad individual, pilar de las sociedades democráticas, sienta el principio de respetar y ser respetado, lo cual determina pautas de conducta condicionadas por la comprensión y la tolerancia. 

Comprender al otro significa ponerse en su lugar y tratar de ver a los demás desde su perspectiva, mientras que tolerarlo es aceptar sin compartir su modo de ver el mundo y de actuar en él. El límite de la tolerancia -ideológica, cultural, religiosa- está determinado por el bien común y el respeto de todos y cada uno de los individuos. Dentro de estas fronteras, los ciudadanos de una sociedad democrática han de ser conscientes de que una convivencia armoniosa se asienta en un pacto tácito de respeto entre los individuos. El mismo pacto que ha hecho posible el contrato social sobre el que se asientan las democracias occidentales. 
La evolución de estas democracias puede medirse en la legitimación explícita de los derechos humanos en la Declaración de las Naciones Unidas y en las cartas magnas nacionales de gran número de estados. Pero más allá de lo enunciativo y del corpus normativo, la complejidad de la realidad cotidiana plantea no pocos problemas que pueden resolverse aplicando el principio de respeto a las libertades y derechos individuales (a la vida, a la integridad personal, de expresión, de asociación, de igualdad ante la justicia, etc.). Esta aplicación sólo requiere sentido común, sensatez y coherencia de los individuos y de las instituciones, para convivir armoniosamente. 
Todos los grupos humanos tienden a buscar signos distintivos -nacionales, religiosos, políticos, deportivos, barriales, profesionales, etc.-, para reconocerse y que conllevan también hábitos y costumbres específicos. Tales signos no han de entenderse como pinturas de guerra, porque necesariamente no lo son. Son señas de identidad y como tales han de ser respetadas. 
El argumento de que el velo de la mujer musulmana debe ser prohibido porque es signo de su sometimiento es falaz, porque prohibir su uso es conculcar su derecho a usarlo. A nadie se le ocurre prohibir a un hincha  del Barcelona vestir una camiseta de este equipo en Madrid y ni siquiera en su colegio; a nadie se le ocurre prohibir que alguien lleve colgado un crucifijo del cuello porque puede ofender a un musulmán, a un budista o a un sij; a nadie se le ocurre prohibir que los jóvenes vayan a clase con un piercing en la oreja, la boca o el ombligo o con sus pantalones caídos. 
Es igualmente falaz el argumento que defiende las prohibiciones porque los países de origen de quienes llevan indumentarias identitarias son social y culturalmente intolerantes. El grado de democracia de las sociedades evolucionadas se mide por la coherencia en el reconocimiento y aplicación de sus principios fundamentales dentro de sus propias fronteras, más allá de las cuales sólo pueden procurar ejercer su influencia civilizatoria. La autoridad moral y ética de una sociedad genuinamente democrática determina que sus ciudadanos e instituciones actúen siempre de acuerdo con sus propias leyes y cultura respetando la libertad, la cultura y las tradiciones de aquellos individuos y grupos que viven en su seno independientemente de sus orígenes sociales, su raza o su religión. El límite del respeto, la comprensión y la tolerancia al otro se alcanza cuando los individuos o grupos, en nombre de sus tradiciones culturales y religiosas, atentan contra la integridad física y la dignidad de los suyos.
Imagen: Novicias católicas de la Congregación Obispo Alois hudal. Foto: FSSPX. Distrito América del Sur.

martes, 13 de abril de 2010

EL SALARIO DEL AMOR AL ARTE


En el imaginario popular, los artistas han de vivir del aire y por amor al arte. Sobre esta creencia se ha sustentado una brutal campaña contra los derechos de autor y la propiedad intelectual. 

Algunos ideólogos ultraliberales -Stephan Kinsella, Joost Smier- defienden la desaparición de los derechos de autor y de la propiedad intelectual para reducir los costos de producción de los productos culturales negando el principio de originalidad. Sobre estos supuestos principios erróneamente vinculados a la libertad de expresión y el derecho a la información, algunos grupos de internautas reclaman la gratuidad de los contenidos culturales por el simple hecho de aparecer en la red. 
Estas argumentaciones han abierto la caja de los truenos y muchos artistas parecen haber tomado conciencia de la naturaleza de su trabajo y han comenzado a reflexionar sobre los aspectos profesionales y sobre sus relaciones con las distintas industrias que explotan sus producciones artísticas. Esta toma de conciencia ha hecho aflorar a la superficie el desamparo social y laboral de miles de creadores, cuya situación es equiparable a la de un obrero textil del siglo XVIII. 
La mayoría de los trabajadores artísticos va constatando que las condiciones en las que desarrolla su labor creativa no son las de un trabajador independiente y autónomo [lo es sólo en tanto creador] sino las de un trabajador en relación de dependencia encubierta. Esta relación laboral espuria es la que determina los abusos empresariales, los contratos draconianos y la incomprensión social. Sobre estos supuestos, y no obstante la precariedad de sus trabajos y los largos tiempos de elaboración de sus creaciones, no son considerados profesionales y los gastos de producción y las cargas sociales e impositivas recaen exclusivamente sobre ellos, redundando negativamente en sus economías domésticas. 
A fin de paliar esta situación, grupos de artistas españoles - escritores, traductores, guionistas, bailarines, escenógrafos, coreógrafos, bailarines, creadores audiovisuales, ilustradores, etc.-  a través de sus asociaciones más representativas han constituido la PECA (Plataforma Estatal de Creadores y Artistas) con el propósito de redactar un Estatuto del Artista y exponer su problemática y la necesidad de una legislación que ampare no sólo sus derechos artísticos sino también sus derechos como trabajadores.
Imagen: En tiempos de crisis (Funambulista 1), de Raquel Bullón.

viernes, 2 de abril de 2010

RISUS PASCHALIS


Durante la alta Edad Media, en la Europa germánica, los sacerdotes, mientras celebraban la misa pascual, tenían por costumbre divertir a los fieles diciendo y haciendo chistes y gestos obscenos ante el altar. Esta costumbre era conocida como risus paschalis. La risa y el sexo eran expresiones naturales de la vida de aquellas gentes que no hubiesen entendido una religión que las marginara. 
Jesús, aceptemos su realidad histórica o su ficción mística, fue acaso el primero en proponer la noción de amor al prójimo y exaltar el gozo de la vida y muy probablemente por este motivo fue perseguido, torturado y muerto por las fuerzas más reaccionarias de su época. El cristianismo, a lo largo de los siglos no sólo olvidó el mensaje original de su mentor, sino que centró en el dolor y el sacrificio el camino de la salvación de las almas y, sustituyendo el pez, expresión del alimento espiritual, elevó a la categoría de símbolo el instrumento de la tortura, la cruz.
Bajo el estandarte de la cruz se libraron las cruzadas, las guerras de religión fratricidas, las persecuciones inquisitoriales y la ambición ecuménica de prevalecer sobre almas y territorios. En esta dinámica de poder, los fines han justificado los medios y ello ha permitido no sólo acumular fabulosas riquezas, cuya ostentación resulta insultante frente a la pobreza de los desamparados que la Iglesia dice proteger. La hipocresía connatural del ejercicio del poder terreno la ha llevado a ignorar las leyes civiles, condenando o protegiendo según su conveniencia, amparada por su soberbia influencia sobre la conciencia de millones de personas. Para ella, por ejemplo, es un crimen el aborto legal y sólo un pecado la pederastia, que es un delito civil. 
El espectáculo de las procesiones de Semana Santa, con el desfile de imágenes sangrantes, de encapuchados, como verdaderos fantasmas del horror, y de penitentes azotándose, constituye una verdadera exaltación del dolor, que ni el sábado de gloria puede aliviar. Cristo no aceptó el sacrificio y protestó ante su padre. Cristo se entregó resignado a la tortura de morir crucificado como un delincuente, porque sus fuerzas de hombre nada podían hacer ante el poder del sistema religioso ante el cual se enfrentó. 
Las procesiones de Semana Santa, que nacieron en la Edad Media con un fin didáctico, han estado y están orientadas no sólo a recordar el sacrificio de Jesús, sino también a inculcar en las almas la inutilidad de luchar contra el poder constituido, al cual, desde los tiempos de Constantino, la Iglesia ha estado vinculada.   

Imagen: La procesión, de Francisco de Goya - Vídeo: secuencia de la película Amici mei, de Mario Monicelli.

LA [MALA] LENGUA COMO SIGNO [EQUÍVOCO] DE EQUIDAD

La lengua es un soberbio y sólido sistema de comunicación humana, que va absorbiendo progresivamente los cambios que impone la evolución so...