martes, 14 de septiembre de 2010

LOS IDIOTAS DEL ROCK

Corazón de rock'n'roll, de Inés G-Merás
El inteligente y lúcido crítico musical Diego A. Manrique publica en El País (13.09.2010) su particular e ingeniosa «Guía del rock para idiotas». Se trata de nueve tópicos que reflejan el grado de tontería que alcanzan los supuestos fanáticos, pretendidamente entendidos, del rock & roll, pero que bien pueden aplicarse a otros géneros musicales, literarios e incluso al fundamentalismo religioso o ideológico.

  1. Sólo escucho música en vinilo, con la pretensión de darse imagen de viejo experto, como si el vinilo incidiera en la calidad de los contenidos. Conozco a algunos que dicen a los clásicos sólo los leo en ediciones de bibliófilo.
  2. Ya no se hace música como en los ochenta, que es como decir todo tiempo pasado fue mejor o la juventud está perdida.
  3. X me gustaba más en los primeros tiempos, frase típica del estúpido vanidoso que va de entendido, que podría traducir a la literatura diciendo que el mejor García Márquez es el de la Hojarasca, cuando sólo era conocido por su madre a la hora de comer, y no el que escribió Cien años de soledad.
  4. "Indie" significa "independiente", frase con la que se quiere otorgar patente de libertad para los artistas a las pequeñas productoras sólo por ser pequeñas. En realidad, aquí tampoco cuenta el tamaño y la libertad de crear se la gana cada uno.
  5. Los nuevos modelos de negocio permiten la autonomía del artista es algo tan tonto como decir que el capitalismo de la era digital es menos extorsivo que el de la era analógica.
  6. Las críticas no importan; los artistas no leen. Tampoco lee la mayoría de los críticos, pero es parte del negocio.
  7. Los festivales son buenas ocasiones para descubrir música. La pregunta que se deriva es ¿quiénes decubren qué música? Supongo que, como los encuentros y ferias de libros, los festivales son buenas ocasiones para tomar copas y comer.
  8. La radio musical no tiene sentido en la era de Internet ¿de verdad?
  9. La música debe ser gratis; los artistas ya ganan bastante dinero con el directo. Y también deben ser gratis la electricidad, la medicina, la vivienda, la fontanería, el transporte, etc. Aunque seguro que la crisis y el paro está causada porque a unos músicos y escritores avariciosos se les ocurre cobrar derechos de autor.