lunes, 10 de enero de 2011

EL MAREO DE ETA

A través de Gara, diario de la autodenominada izquierda aberzale -patriota-, la organización terrorista ETA (Euskadi Ta Askartasuna) anuncia «un alto el fuego permanente, de carácter general e internacionalmente verificable» y su compromiso con «el fin de la confrontación armada».

Tras las frustradas expectativas de paz generadas por las treguas de años anteriores, la última de las cuales fue violentamente rota con el atentado de la T-4, en la que murió un ciudadano ecuatoriano, este anuncio de ETA, sometida a una fuerte presión policial, política y social, queda empantanado por la retórica elusiva de la banda y su tendencia a no enunciar las cosas por su nombre. ¿Qué significa «alto al fuego permanente»? Significa en su lenguaje que por ahora no va a matar, pero no dice que se rinde y entrega las armas. Hace bien el Gobierno en no prestar demasiado crédito a este comunicado.
Por otra parte, ETA mantiene la arrogancia del que aún posee la fuerza suficiente para negociar y exigir que se cumplan una serie de condiciones, entre ellas «iniciar el proceso democrático en Euskadi». ETA sigue sin enterarse de que dicho proceso empezó en 1977 y que entonces ella  se desmarcó de él para seguir matando. ETA sigue sin comprender que no está en condiciones de exigir nada, pues la sociedad española en general y la vasca en particular hace mucho tiempo que le negaron representatividad para proyectar su futuro. El comunicado que los demócratas de este país esperan de ETA es una que diga simplemente: «Ciudadanos españoles, aquí están las armas, perdón por los crímenes cometidos. Nos sometemos a la justicia del estado de derecho». Pero mientras tanto no lo hagan y sigan mareando la perdiz los siniestros encapuchados de turno, todo sigue igual. 
En este caso, el propósito de Batasuna de recuperar su legalización y formar parte del juego democrático depende de ella. Sólo tiene que decirle a la banda que entregue las armas o bien renegar abiertamente de ella. El gobierno del presidente Rodríguez Zapatero ha pedido a su vez a los partidos democráticos que «estén a la altura». Es de esperar que la oposición, especialmente la del principal partido conservador, lo esté.

LA [MALA] LENGUA COMO SIGNO [EQUÍVOCO] DE EQUIDAD

La lengua es un soberbio y sólido sistema de comunicación humana, que va absorbiendo progresivamente los cambios que impone la evolución so...